Municipalidad Distrital de
   Pomacanchi
"Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático"
 
    
  "CAPITAL ECOTURISTÍCA DE LA REGIÓN CUSCO"
   
 
 
       
 
   
 

Waqrapukara
Historia

SOBRE LA FORTALEZA

   


Es un conjunto arqueológico, de construcciones pre- hispánicas, con la tecnología de la arquitectura de Mauk’allaqta e Inca. Ubicada en el distrito de Pomacanchi, provincia de Acomayo, departamento del Cusco, Perú. Geográficamente este monumento arqueológico se encuentra en las siguientes coordenadas:

            LATITUD SUR                      : 10°  01’  24” 
            LONGITUD ESTE                 : 71°  41’ 05”
            ALTITUD                               : 4, 140 m.s.n.m.

Este complejo arqueológico denominado Waqrapukara. Según el investigador Dr. Victor Angles Vargas, la palabra quechua Waqrapukara, etimológicamente viene de dos Palabras, waqra significa cuerno y la palabra pukara fortaleza o cuartel. En resumen esta palabra waqrapukara significa fortaleza en forma de cuerno. Fue una residencia de la nobleza de este lugar; con observatorios astronómicos y a la vez era un centro religioso protegido con atalayas y caminos subterráneos.
 
Otros investigadores llegan a la conclusión de que en esta zona vivía la nobleza del Inka Qanchi. Al respecto hemos encontrado en nuestra investigación, una publicación de Aurelio Luna Villena con el nombre de Anecdotario de Pomacanchi, donde nos relata, testimonios recibidos de los Machu Qanchis, que   de generación en generación, se vienen transmitiendo y nos relata de la siguiente manera: “El legendario General T’ito Qosñipa, en el ejército del Inca Wayna Qhapaq, consiguió los altos galardones como general de los ejércitos conquistadores del Imperio del Tawantinsuyo. En uso de sus vacaciones se vino a su tribu Qanchi, estimulado por magnificencia de la Corte Imperial considerando lejana y remota la posibilidad de ocupar el trono incaico por su condición de plebeyo, surgió en su mente audaz, derribar al gobernante del imperio incaico, con tal propósito mandó construir en secreto la Fortaleza de Waqrapukara, para que en caso de fracasar su aventura revolucionaria pudiese refugiarse y resistir cualquier ataque del ejército imperial.

T'ito Qosñipa proclamado inka de los Qanchis, organizó un ejército, que luego se dirigió hacia el Cusco. El Gobernante del Imperio del Tawantinsuyo, informado por las actividades subversivas de T’ito Qosñipa , envió una parte de su ejército a develar el movimiento, comandado por el General Anqoayllo . Ambos ejércitos se encontraron en las faldas del cerro Phiñaypampa, en las proximidades de Corma. Después de una cruenta y sangrienta batalla las huestes de T’itto Qosñipa fueron derrotadas.”

Como testimonio de este hecho, existe todavía restos óseos humanos en el lugar de la batalla. T’ito Qosñipa el Inka Qanchi, después de la batalla de Phiñaypampa, con el resto de sus soldados, retornaron a Waqrapukara. Las tropas del general Anqoayllo persiguieron a los fugitivos y rodearon la fortaleza de Waqrapukara con ataques violentos. Cuando los soldados del general citado subían a la fortaleza eran arrojados al barranco a medida que subían, por las portadas hacia el abismo, en la actualidad hay restos de estas puertas. Transcurridos quince días de resistencia al ejército inca imperial, descubrieron, el canal de agua que suministraba a la fortaleza, le cortaron este servicio de agua al ejército del Inka Qanchi, por esta razón tuvo que capitular con el General Anqoayllo.

T’ito Qosñipa fue conducido prisionero con un centenar de sus soldados qanchis ante el Inka Gobernante del Imperio. Wayna Qhapaq, conociendo el valor temerario del joven guerrero T’ito Qosñipa, viendo que sería útil en sus conquistas le perdonó la vida y le hizo casar con una ñusta que escogió el Inca Qanchi en Cusco. Sus soldados también fueron amnistiados, volvieron a su tribu Qanchi, con la promesa de ser leales al imperio. Pero fueron cortadas las orejas de los cien soldados qanchis. Desde entonces se les llamaron mottoqanchis. 
 
En el futuro, en la conquista de más territorios incas hacia Ecuador por Wayna Qhapaq; este guerrero T’ito Qosñipa peleó con los bravos Kañaris. Por el triunfo del inca imperial, fueron traídos dos mil guerreros kañaris de la guardia imperial, escoltando al vencedor Wayna Qhapaq. Fueron llevados también a la tribu de los Qanchis por T’ito Qosñipa algunos de estos bravos guerreros kañaris; por esta razón también existe el apellido Cañari en la actualidad en Pomacanchi.

Según Jorge Leonidas Delgado Vargas antes de ser cortadas las orejas los soldados qanchis de T’ito Qosñipa bailaron la danza de los Qanchis, por orden del inca imperial. Esta danza denominada Qanchi Tusuy es practicada en la actualidad en Cusco, especialmente por los Qanchis del siglo XIX. Desde esa fecha llevaron el sobrenombre de Mot’oqanchis, los soldados del Inka Qanchi. Pero desde la época colonial se queda como apellido Mot’oqanchi, en la actualidad la descendencia de tan valeroso guerrero, encontramos Mottoccanchi en el ayllu de Qanchoqa, Distrito de Pomacanchi. (A. H. C. Qanchi Runa).

 
 
   
 
  Municipalidad Distrital de Pomacanchi
Dirección: Plaza de Armas Nº 100
E-mail: municipalidadpomacanchi@gmail.com  Teléfono: 084-837104/084241769  Fax: 084-837104

Portal desarrollado por:
Presidencia del Consejo de Ministros - PCM
Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática - ONGEI